TOMATE CON ACEITE Y ALBAHACA

Tomate con aceite y albahaca

La albahaca (Ocimum basilicum) es una hierba aromática cuyo olor es tan agradable e intenso que basta ella sola para dar sabor a un guiso, a una salsa o a una ensalada. Si no podemos disponer de ella fresca durante todo el año, al menos seca no debería faltar nunca en nuestra cocina.

Le queda muy bien a cualquier tipo de alimento: carne, pescado, huevos, a las ensaladas, a las sopas, a los estofados, a los escabeches de pescado…

Esta ensalada de hoy, con ser lo más simple que imaginarse pueda, es un verdadero poema, un pequeño gran placer al alcance de cualquiera. Yo la pongo siempre cuando preparo meriendas, acompañando platillos con queso, cecina, jamón, aceitunas… o como he dicho antes, haciéndole compañía a cualquier otro plato.

No necesita más que tres cosas: tomate, aceite de oliva de buena calidad y albahaca seca. Jamás le pongo limón o vinagre  (el ácido la destrozaría) ni sal.

Eso sí, utilizo tomates maduros de buena calidad y los escaldo en agua hirviendo durante unos segundos para quitarles la piel. Los pelo, los corto en rodajas gruesas y los coloco en una fuente.

Los espolvoreo generosamente con albahaca y los riego con aceite de oliva virgen extra y ¡a la mesa!

El tomate pelado gana en sabor ya que es un fruto que acumula la acidez en la piel. También gana en textura, y dado que es una hortaliza muy tratada, creo que no se pierde nada pelándola, en tal caso se gana. 

Fuente: http://cocinasanayfacil-ruqui.blogspot.com.es/

Add Comment