Receta de almendras rellenas (con oblea)

Hacía tiempo que deseaba hacer estas almendras, pero como en Galicia -al menos que yo sepa- no se consiguen las obleas, pues me estaba quedando con las ganas… Pero si algo tiene ser blogger gastronómico es la cantidad de gente maravillosa que llegamos a conocer, así que decidí pedirle a mi querida Rosa, a quién había conocido esta fórmula, si me las enviaba y como no!, ella desinteresadamente me las mandó rauda y veloz, perfectamente embaladas para que no se espachurrasen y con los ingredientes del relleno incluido. No tengo palabras para expresarle mi agradecimiento y mi felicidad por haber podido hacer en casa un postre navideño que me encanta. Las recetas de Rosa son las más de las veces de cocina tradicional y siempre, siempre, aval de éxito, y esta receta no lo iba a ser menos, es magnífica!

No se si os pasa, no me atrevo a adentrarme en los motivos, pero cada vez me saben peor los productos comerciales…, estoy perdida! En concreto, con estas almendras no hay color entre las que se venden y las hechas en casa…, así que si os gustan o creéis que os pueden gustar os animo insistentemente a probarlas porque son muy sencillas de hacer.

Ingredientes:

Cáscaras de obleas

125 gr. de almendra tostada

125 gr. de avellana tostada

125 gr. de azúcar glass

50 gr. de cobertura de chocolate blanco (quiero opinar aquí que la nueva que ha sacado Mercadona, me ha encantado)

50 gr. de cobertura de chocolate con leche

Preparación del relleno:

Si es preciso, tostamos la avellana y la almendra, como hagamos habitualmente (yo lo hago en la sartén, sin dejar de atender). Dejar enfriar.

Fundimos las coberturas conjuntamente como solemos hacerlo (yo uso el micro, pero ojo, la blanca siempre es más delicada).

Molemos los frutos secos y mezclamos con el glass y las coberturas fundidas.

Amasamos. Tenemos que conseguir una pasta. Al principio puede llegar a parecer que los ingredientes no se amalgaman, pero terminarán haciéndolo

Montaje:

Rellenamos las obleas. En cada par, una al ras y otra un poquito más. Juntamos, apretamos y limpiamos los bordes.

Mejoran con el paso de los días, al asentarse.

Fuente: http://laslibretasdecalohe.blogspot.com/2014/12/almendras-de-oblea-rellenas.html