pastel de soletillas, mascarpone y crema de avellanas

Hoy os presento un delicioso y sencillo pastel de origen Italiano, relleno de crema de mascapone y nata,  que lleva en su interior una fina capa de crema de avellanas, recubierto con bizcochos de soletilla. Un refrescante y cremoso postre que se prepara en un momentito, muy apropiado ahora que comienzan a subir un poco las temperaturas.

Como en casa somos todos mayorcitos le añadí un poco de licor, si lo van a consumir niños podéis omitirlo o sustituirlo por uno que no contenga alcohol. Os recomiendo elaborarlo con un día de antelación ya que gana más en sabor.



Ingredientes: para un molde de cake de 24×13

  • 21 bizcochos de soletilla
  • 250gr de mascarpone (una tarrina pequeña)
  • 125gr de azúcar
  • 1 cucharada de licor crema
  • 200ml de nata 35% materia grasa
  • 130gr de crema de avellanas (nutella, nocilla etc)
  • 2 cucharadas de leche para añadir a la crema de avellanas
  • 4 hojas de gelatina (unos 8gr)
  • 3 cucharadas de leche para disolver la gelatina
  • virutas de chocolate para la decoración

Para bañar los bizcochos:

  • 150ml de leche entera
  • 2 cucharadas de licor crema tipo Baileys


Preparación:

Para bañar los bizcochos: En un cuenco o plato hondo mezclamos los 150ml de leche con las 2 cucharas de licor, reservamos.



Forramos el molde con un trozo de film transparente.

Cogemos los bizcochos (reservamos cuatro) le cortamos un trocito al resto según los vallamos colocando para adaptarlos a la altura o a la base del molde. Según el molde que utilicemos.



Los humedecemos ligeramente en la leche por ambos lados. A continuación forramos con ellos primero los laterales, luego la base del  molde colocando el corte hacía arriba, y la parte ondulada del bizcocho en contacto con las paredes y la base del molde.



Montamos la nata con unas varillas eléctricas, reservamos en el frigorífico.

Ponemos a hidratar las hojas de gelatina en agua fría durante unos 10min aprox. Calentamos en el microondas o al baño maría  la crema de avellanas y las 2 cucharadas de leche,  para que se disuelva un poco y luego nos resulte más fácil esparcirla, dejamos que enfrie.



Mientras, mezclamos en un bol el mascarpone el azúcar y la cucharada de licor.



Ponemos a calentar en un cazo las 3 cucharadas de leche que usaremos para disolver la gelatina. Cuando esté caliente añadimos las hojas de gelatina escurridas, dejamos que se temple un poco y la agregamos a la mezcla de queso, removemos bien.



Incorporamos la nata montada con movimientos envolventes.



Vertemos la mitad de la crema de queso en el molde, alisamos la superficie.

Colocamos en el centro la crema de avellanas que ya estará fría.

Vertemos encima el resto de la crema de queso, la alisamos un poco


Mojamos ligeramente los 4 bizcochos que habíamos reservado en la leche y cubrimos el queso con ellos.

Introducimos en el frigorífico como mínimo unas 3h, mejor de un día para otro.



Transcurrido ese tiempo desmoldamos dándole la vuelta sobre una fuente y lo decoramos por encima con las virutas de chocolate. Las virutas las hice calentando un par de segundos en el microondas un trozo de chocolate de cobertura sin que llegase a derretirse, luego lo apoye sobre una tabla y lo fui raspando poco a poco con un pelapatatas grueso, también se puede utilizar un cuchillo pequeño.


Feliz semana, que lo disfrutéis!!

Fuente: http://unapinceladaenlacocina.blogspot.com/2015/03/pastel-de-soletillas-mascarpone-y-crema.html

Add Comment