Receta paso a paso para preparar merengue italiano

Lograr un merengue firme y brillante, que aguantase un par de días en perfecto estado, era una asignatura que tenía pendiente desde hace tiempo.

Después de ver unos cuantos vídeos y gracias a los consejos de Milagros, una chica encantadora aficionada a la cocina, por fin he conseguido un merengue con una consistencia firme y un sabor maravilloso.

El merengue Italiano aguanta perfectamente unos cuatro o cinco días en el frigorífico. Es ideal para rellenar canutillos de hojaldre, elaborar un pastelón, decorar tartas o lo que se os ocurra. Yo preparé unos pasteles de hojaldre.

Preparación:

Como los huevos varían de peso según su tamaño os recomiendo pesar siempre las claras.Os voy a poner las cantidades que he utilizado en mi caso.

  • 250gr de claras de huevo a temperatura ambiente
  • 500gr de azúcar (el doble de peso que de claras)
  • 110gr de agua (con que cubra apenas el azúcar)

Pesamos los 500 gr de azúcar y reservamos de esta cantidad 120 gr (que se los añadiremos más tarde a las claras cuando las montemos)

Vertemos el resto del azúcar en un cazo y añadimos un poco de agua hasta que apenas lo cubra. Ponemos el cazo a fuego suave, removemos un poco para ayudar a que el azúcar se disuelva.

Una vez comience a hervir, dejar de remover para que el azúcar no se cristalice. Bajamos el fuego al mínimo y lo dejamos hervir durante unos 10-12 min aprox. hasta que se forme un almíbar espeso.

Para comprobar si el almíbar ya está listo tenemos varias opciones. Una de ellas es introducir un termómetro apto para la cocina, si ha alcanzado los 120º es que ya está listo. En la imagen todavía le faltan cuatro grados.

Si no dispones de un termómetro cogemos con una cuchara un poco de almíbar, humedecemos las yemas de los dedos, apretamos y estiramos. Si veis que se forma una hebra gruesa es que ya está en su punto, si no, lo dejamos un par de minutos más.

Cada vez que usemos la cuchara para comprobarlo tiene que estar perfectamente limpia. Otra opción seria introducir un tenedor en el almíbar con los dientes boca abajo, si cae muy lentamente es que ya ha alcanzado el punto justo.

Mientras se va  haciendo el almíbar aprovechamos para ir  montando con unas varillas eléctricas las claras a punto de nieve hasta que se formen picos muy suaves, entonces comenzamos a añadir los 120 gr de azúcar que reservamos,
poco a poco en forma de lluvia hasta que estén bien mezcladas, pero no demasiado.

Cuando el almíbar esté listo retiramos el cazo del fuego y con mucho cuidado lo transferimos a otro recipiente bien limpio a ser posible una jarra pequeña para facilitarnos la labor a la hora de verterlo. Así evitaremos los pequeños cristalitos que se hayan podido formar en las paredes del cazo. Lo dejamos templar unos 2 min aprox. (Si lo vertiésemos de inmediato y tenemos poca experiencia corremos el riesgo de que se nos cuezan las claras). Con la batidora en marcha (velocidad media) vertemos el almíbar sobre las claras muy despacito en forma de hilo, batiendolo sin parar, evitando echarlo sobre las varillas para que no se formen hilos. Este paso es muy importante hacerlo lentamente.

Continuamos batiendo hasta consumir todo el almíbar y el merengue se enfríe casi por completo. No os preocupéis porque a diferencia de la nata por mucho que se bata no nos vamos a pasar.

Y ya lo tenemos listo para consumir o guardar en la nevera en un taper o cubierto con film transparente.

Se puede consumir perfectamente durante 4-5 días. Fijaros que montaña de nieve más bonita  😉


Fuente: http://unapinceladaenlacocina.blogspot.com/2015/03/como-preparar-merengue-italiano-paso.html